Saltar al contenido

Cómo reparar fugas de agua en piscinas desmontables de pvc

Las piscinas desmontables son una excelente opción para disfrutar del verano en casa. Sin embargo, al igual que cualquier otro objeto, pueden presentar problemas con el paso del tiempo, y uno de los más comunes son las fugas de agua.

Cómo detectar las señales de una fuga de agua en tu piscina desmontable: Guía práctica

Disminución del nivel del agua

La disminución del nivel de agua en tu piscina desmontable puede ser una señal obvia de una fuga. Sin embargo, también es importante tener en cuenta que el agua puede evaporarse debido al calor del sol. Por lo tanto, si observas una disminución significativa en el nivel de agua en un corto período de tiempo, es probable que haya una fuga.

Suelo húmedo alrededor de la piscina

Si el suelo alrededor de tu piscina está constantemente húmedo, puede ser otra señal de una fuga de agua. Es normal que el agua salpique fuera de la piscina durante el uso, pero si el suelo permanece húmedo incluso cuando la piscina no está en uso, es posible que haya una fuga.

Manchas de agua

Las manchas de agua en las paredes o en el suelo de la piscina también pueden indicar una fuga. Estas manchas pueden ser de color verde, marrón o negro, y a menudo se forman en el lugar donde el agua está saliendo de la piscina.

Reparación de fugas de agua en piscinas de plástico

Una vez localizada la fuga de agua en la piscina desmontable de PVC, se procede de la siguiente manera:

  1. Vacía el agua de la piscina desmontable por debajo del nivel de la fuga. Esto se puede hacer utilizando una bomba de agua o simplemente vaciando la piscina por el tapón de vaciado.
  2. Limpia y seca completamente el área alrededor de la fuga. Usa un paño suave o papel absorbente para eliminar cualquier residuo suelto, suciedad o humedad.
  3. Aplica una capa generosa de silicona para piscinas sobre la zona dañada. Asegúrate de cubrir completamente el área afectada y extender la silicona unos pocos centímetros más allá de la fuga para una protección adicional.
  4. Usa una espátula o los dedos para alisar y nivelar la silicona en la superficie de la piscina. Esto asegurará un sellado adecuado y ayudará a prevenir futuras fugas.
  5. Deja que la silicona se cure según las instrucciones del fabricante. Esto puede tomar varias horas, dependiendo del producto utilizado.
  6. Una vez que la silicona esté completamente curada, llena la piscina desmontable con agua hasta su nivel normal.
  7. Inspecciona visualmente el área reparada para asegurarte de que no haya señales de fugas o filtraciones. Si encuentras alguna fuga adicional, repite los pasos anteriores para repararla.
  8. Mantén un seguimiento regular de la piscina desmontable para asegurarte de que no haya más fugas en el futuro. Si detectas alguna fuga nueva, repárala de inmediato para evitar daños mayores.
  9. Recuerda que estos pasos son una guía general y es posible que debas adaptarlos según las instrucciones específicas del producto de silicona para piscinas que estés utilizando. Además, siempre es recomendable seguir las indicaciones del fabricante de la piscina desmontable para el mantenimiento y reparación adecuados.